Quienes somos

  Mi nombre es Eugeni.

En estos años que llevo ejerciendo como terapeuta, he podido observar como las personas se complican la vida, con cosas que no necesitan o que no tienen solución, olvidándose de lo fácil que es vivir y de lo que realmente es importante en sus vidas.

  Mi trabajo consiste en hacerles ver, lo fácil que es la vida sabiendo lo que uno quiere y lo que no quiere, para ello se han de conocer profundamente. La actitud con la que vivimos nos proporcionará unos resultados u otros. Como vemos nuestra vida, nuestro entorno, es un reflejo de como nos vemos a nosotros mismos.

  En consulta me conecto con la energía del cliente, a través de esa conexión las palabras empiezan a fluir.

  A veces aparecen entidades, familiares del cliente que desde el mundo espiritual acuden para colaborar, para guiarme en la terapia o para que le de un consejo, siempre que su vibración sea de paz son bienvenidos.

Formación

  Programación Neurolingüística, Hipnoterapia, Mythoself process, Coaching personal, Pranoterapia, Método Aberastury, Hipnosis Erisksoniana, Hipnosis clásica. Registros Akáshicos. Maestro de Reiki Japonés, Reiki Tibetano, Reiki Karuna, Bio-Reiki, Reprogramación Cuántica.

En numerología soy 33 directo.

 El número 33 posee cualidades muy desarrolladas en el plano espiritual, es una clave que nos conecta con el profundo de nuestro ser.

 Esta clave es potencialmente bondadosa, en lugar de proyectarse a favor de algunos como lo haría el 11, o en lugar de hacerlo desde la genialidad o los descubrimientos como hace el 22, el 33 lo hace dirigido a toda la humanidad.

 Es un número, muy espiritual y de altísima potencia, aquellas personas que lo tengan nos contagiaran con sus ideas, filosofías, sueños y pensamientos, por lo cual estas personas serán una especie de mito a seguir, a imitar, para así lograr al fin lo que este número se propuso, un acercamiento a la divinidad.

 Ejemplos: Jesús, Madre Teresa, Albert Einstein, Thomas Edison, Stephen King, John Lennon, etc.

 Sus palabras claves son amor, paz, justicia, igualdad, desarrollo, Divinidad, espiritualidad, conexión con la fuente Divina, etc.

 Es un número muy potente. Pocas personas pueden vivir a la altura de dicho número. Por lo general son grandes líderes espirituales.

  Son personas que han atravesado todas las experiencias en el plano terrenal y se sienten capaces de recorrer nuevamente todo el camino. Obviamente, aquellos que no estén a la altura de dicho número deberán conformarse a vivir como un número 6.

(33=3+3=6).

Kin Maya “Semilla eléctrica amarilla”

Las personas de esta tribu suelen dedicarse a la docencia, su misión es hacer florecer el espíritu de los demás, ayudar a crecer, a madurar.